domingo, 7 de octubre de 2012

"MAS SE CONOCE AL CORDERO POR LA BALADA QUE POR LA LANA"

En Sueño Profético decían:

¡Qué fácil y qué normal ve todo el que mucho ama a Dios, lo que de Dios le digan!

El Amor te hace que veas su Poder, el Amor y la confianza en su Existencia; el haber entrado en tu espíritu sus Palabras o Evangelio con fuerza de huracán: “Yo voy al Padre y vendrá mi Espíritu”. Pues su Espíritu manda que hable en un hombre.

Estas Palabras eran muy del Maestro:

“Mas se conoce al cordero por la balada que por la lana. La balada le sale del corazón. La piel no pudiera ser suya”.

“Buscad de dónde sale mi Voz y conoceréis mi Lugar, y ya Me veréis a Mí, y podéis ser mi Lugar”.

“Siempre que el hombre dude de mi Poder, no cree que soy Dios. Cuando éste vea mis costumbres en otra carne, ya actúa el Poder de mi Padre viéndome a Mí”.


Despierta, oí:

Manda el Padre y ves al Hijo.

El Padre se hizo Hombre e Hijo suyo, y ya no ves al Padre.

El Padre no Es a la vista del hombre, por ser Espíritu.

Pero si a Dios amas, ves fácil esta explicación dada de Aquí.

Dios que se hizo Hombre, y Dios que continúa en su Mundo Espiritual.

Dios que espera a los espíritus que Él hizo y los mandó a ese mundo a que le dieran vida a la carne que Él también permitió.

El que con firmeza sabe que Dios está Aquí Vivo, ve a Dios en el que su Doctrina haga.

El que sabe que el río lleva agua, no le extraña que si caes te mojes.

Si estás fija en la llama de la hoguera, no te extraña que si echas el lino arda.

Dudar es no tener seguridad ni estar en lo cierto:

¡Puede que no Viva! ¿Quién está en lo cierto que exista la Gloria?


***

Libro 2 - Meditaciones y Palabras Directas con el Padre Eterno - Tomo II - Pag. 169-170