viernes, 24 de mayo de 2013

Dios te defenderá el pleito

En Sueño Profético decían:

El creer, te lleva algunas veces al sitio, pero no a cumplir lo que crees. Pero si te lleva el Amor, cumples aunque no quieras, por la fuerza del Amor.

Dijo uno:

Estando lleno del Amor de Dios, te molestan las leyes del hombre si te obligan a cumplirlas, porque antes de aceptar, das el perdón.

Mi padre decía que pleito ganado dejando en la miseria, él no lo quería, porque vivir pensándolo, ya no era vida. Que si lo ganaba, de su ganancia repartía, y ya pensaba en Dios, y sí vivía. Que amando a Dios, tenías que dejar las leyes del hombre y vivir las de Dios. Esto, en las cosas de la Tierra que evitas, muchas veces por tu Amor, condenación. Que tu Amor a Dios nunca falte a la caridad, para que el que la reciba, también ame.

Dijo el mismo:

¡Cuántas cosas hay en la Tierra que el hombre te da derecho y tú les das desprecio! Porque aceptar es vivir ya sin las Leyes de Dios, sin dejar tú tus derechos. Pero cuántos llantos, después, han traído derechos.

Es más vivir, poner a Dios en medio e ir dejando a un lado lo que el remedio te pueda dar la ley del hombre, que con paciencia y Amor, ya Dios te defenderá el pleito.

Desperté, oí:

Son Enseñanzas del Cielo,
que dictan para que aprendan.

¡Cómo te hablan de Dios,
de sus Leyes y del que siempre
vivía amando a Dios en la Tierra!

Cierto que la ley del hombre,
al que a Dios ama,
trabajo le cuesta cumplirla.

Y ve fácil, con Amor,
arreglar lo que difícil ve
el que le falta el Amor.

Las leyes del hombre,
cumple con valentía y valor
el que las leyes le digan,
ponte en contra de Dios.

Éste, si ley es muerte, cumple,
pero no cumple a Dios.

Debía el hombre seguir
los Mandamientos de Dios,
y ya serían las leyes
tal como Dios lo mandó.


***

Libro 14 - Dios Manda en Su Gloria Que Enseñen - Tomo II - Pág. 24-25-26