domingo, 17 de febrero de 2013

Pecado es todo lo que Dios quiere que no se haga y todo lo que manda y no se hace

En Sueño Profético decían:

Pecado es todo lo que Dios quiere que no se haga y todo lo que manda y no se hace.

Pecado es, poder quitar de pecar y no quitarlo.

Pecado es no perdonar, por tú juzgarlo.

Pecado es, los Mandamientos, no practicarlos.

Dijo un Discípulo de Jesús:

Él, siempre, sus Enseñanzas eran a enseñar cómo vivir sin pecar, y luego, ya podíamos buscar a los que estaban pecando. A los que Lo seguían y no pecaban –porque al seguirlo, pecar no podían–, Él ya les daba trabajo para perseguir al pecado.

Un día iba Jesús –y cuatro conmigo contando– y había dos discutiendo: uno, que nunca pecó; y otro, que estaba pecando. Cuando vieron al Maestro, el pecador quedó callado; y el que se creía más bueno siguió más fuerte chillando, para que viera el Maestro que él iba enseñando. Antes de llegar, dice el Maestro:

   –Si alguno de vosotros quisiera así enseñar, pecaría menos diciendo que no Me conoce. Porque mi Enseñanza es de humildad y Amor, y así no alborota al espíritu rebelde; que puede que con humildad y buen trato, reconozca el pecar que hizo o está haciendo.

Desperté, oí:

Fue llegar el Maestro, y uno no dejó las voces; el otro puso silencio.

Estando ya todos en grupo, se oye decir al Maestro:

   –Todo el que haya visto y oído como Yo, os ha juzgado como pecadores.

   –Y más a ti, por tus voces y amenazas, que por el silencio del que sé que no quiere seguir pecando.


Ya se oye voz sin fuerza:

   –Nunca oí darme este trato, y el pecado me seguía, ofreciéndome pecado.

   –Perdona si mi silencio, Maestro, Te ha molestado.

   –Aprende a no pecar cuando quieras hablar de Dios al que pecó o al que pecando está.

   –Porque, por que tú no peques, puedes no saber juzgar.



***

Libro 16 - Dios No Quiere, Permite - Tomo II - Pág. 103-104-105