jueves, 14 de febrero de 2013

Gran Publicación

En Sueño Profético decían:

Es más saber, el saber que ahí no puedes vivir vida que no sea de Dios, esto, el que quiera vida Eterna.

Dijo uno:

El hombre, para hablar de Aquí sin tener fallo, tiene que oír al que Aquí Dios trae, y este que oye al Comunicante, es el que justifica la Publicación de esta Gloria, tan despreciada por el hombre.

Ya es tiempo de que el hombre tuviera ansiedad de que le hablaran de esta Gloria. Ya es tiempo de juzgar con tu presencia y de no dar cabida al fariseo. Ya es tiempo de que el hombre vea normal el Arrobo, el Éxtasis, la Comunicación Divina. Ya es tiempo de que se acabe el calumniar al Instrumento de Dios.

¡Gran Publicación Dios manda para el hombre que ame a Dios! ¡Grandes libros quedaron en la historia de los Elegidos!

Estas Palabras, con estas Enseñanzas tan abundantes, que salen de Aquí para el hombre, no pueden compararlas con las de muchos que Dios eligió antes que a éste.

Otro dijo:

Sean estas Palabras recibidas sin ver ni pensar en el Instrumento; sean leídas con Amor, con ansias de que muchos amen, y también sirvan para alcanzar el Perdón. Esta Gloria es Eterna, y siempre habrá hombres hablando lo que Dios dice, y hombres que mueren para Dios por no amar a su Reino; hombres queriendo condenación por no oír la Palabra de Dios en otro Eco; éstos son hombres que viven vida, y al mismo Dueño continuamente están ofendiendo. Si estos Escritos no estuvieran, no ofendía a Dios tanto, la duda.

Desperté, oí:

Dios sabe lo que el hombre hace.

Dios sabe y deja al hombre que actúe como Él ya sabe.

Estos Escritos son “Sueños”, y luego “Dictados”.

Éstos son Escritos, son arrobos que han pasado.

Que han pasado en el Sueño, que espíritu han separado.

Que lo ha separado Dios, que es el que dicta el Dictado.

Estos Libros son de Dios, para que abunden cristianos.


***

Libro 9 - Dios Habla al No Quiero del Hombre - Tomo I - Pág. 90-91-92