sábado, 29 de diciembre de 2012

Esta Literatura es nueva


En Sueño Profético decían:

Las Comunicaciones de Dios y las Palabras de Dios siempre son las mismas. Pero según el avance del hombre, Dios hace que actúe el Comunicante. Dios no puede permitir que la literatura del hombre, que también es de Dios, sea preferente a la que Dios dicta. Cuando Dios se comunica al hombre, siempre ves que es Dios. El hombre, por insignificante que tenga un movimiento o reacción, es por Dios visto y permitido. Pero cuando Dios actúa, ves que no es el hombre. El hombre tiene un saber que puede tenerlo cualquier hombre. La Sabiduría de Dios es Infinita, sin poderle el hombre echar delante, porque el saber del hombre ha pasado por las Fronteras de Dios, viendo Dios que es un saber infantil.

Desperté, oí:

Estos Escritos no pueden tener igual, como no sea otro que diga: “Dios también me dicta a mí”.

Todo lo que hay escrito mandado por Dios, tiene poca diferencia: es Palabra de Dios, pero muy igual.

En ella, Dios, ha querido ser igual, pero con una gran abundancia de Palabras y de Sabiduría.

Esta Literatura es nueva. Abras por donde abras las Libretas te encontrarás con frases y ejemplos asombrosos.

En estos Escritos ves y sientes a Dios. Estas Palabras ves que no son del hombre.

Si fueran del hombre, no eran de Dios.


***

Libro 9 - Dios Habla al No Quiero del Hombre - Tomo I - Pag. capitulo 3