martes, 25 de diciembre de 2012

El hombre, a Dios no Lo quiere Vivo

EnSueño Profético decían:

Al hombre le molesta que Dios esté presente en todos los actos.

Al hombre le molesta que Dios sea Vivo.

Al hombre le molesta que Dios se comunique al campesino o al rey que en su palacio vive.

Al hombre le molesta, y si pudiera lo prohibiría, que alguien pueda hablar de esta Vida, donde no hace falta cuerpo para que tengas Vida; donde te encuentras en un Lugar que explicarlo no podrías, si en ti no hablara Dios para decir: “Esto es Vida”.

Si el hombre saber quisiera, por Amor a Dios o por miedo al momento de la muerte de su cuerpo, el hombre buscaría donde dijeran: “Allí hay Huella de Dios”.

El hombre peca con el desprecio a lo que Dios manda para su Salvación.

Dijo uno:

Si el hombre pensara en el momento de su muerte, en que ya nada le sirve para comprar la Gloria, nada más que un “Sí” de Dios, el hombre se ofrecería a Dios y lo cundiría para que muchos este “Sí” recibieran.

Desperté,oí:

Está el hombre confirmando
que a Dios no Lo quiere Vivo.

Está el hombre demostrando
que molestan los Elegidos.

Si a estos Mensajes no acuden,
que es vergonzoso
si piensan en la vida del Elegido,
¿qué quieren que Dios responda
cuando les salga el ¡Dios mío!?

El aire, la lluvia y la Tierra
demuestran querer a Dios,
y con el hombre se enfrentan.

El hombre lejos de Dios,
responde pidiendo cuentas.

Dios le deja Libertad,
pocas veces, al aire,
a la lluvia y a la Tierra.

Esta Creación de Dios
pocas veces se subleva.

Se ha puesto de personaje la “Creación”,
para que el hombre comprenda.


* * *

Libro 20 - La Palabra del Creador - Tomo II - Pag. 67-68-69