lunes, 1 de octubre de 2012

Confianza en Dios y en sus Caminos

En Sueño Profético decían:

La Justicia de Dios siempre hace su presentación. Ésta es más entendida en el que ama, porque no desconfía; porque la Confianza en Dios viene del Amor.

Dijo uno de sus Discípulos:

Yendo con el Maestro, algunas veces hubo alguno de nosotros que Le dijo:

   –Maestro, ¿y si cortáramos por aquel camino, no llegaríamos antes?

Esta fue una de las contestaciones que nos hizo pararnos y contestar: “¡Perdona Maestro!”.

Dijo este Dios que ellos veían de Hombre:

   –Si Yo hago lo que vosotros ibais a hacer, no era Dios del Cielo. Dejad sueltas vuestras ideas y confiad en quien soy, que Yo lo que hago es lo que manda mi Padre, y antes de que Me lo mande, Yo lo veo bien. Si mi Padre está en Mí, ¿quién sabe más que mi Padre? Y si Yo estoy en vosotros, ¿cómo aconsejarme a Mí? O Yo no soy Dios, o vosotros no Me amáis, y ya no existe obediencia. Amad, que en amando, veréis lo que no tienen vuestros ojos delante.

Desperté, oí:

Eran Enseñanzas tan grandes, que a Dios veías de Hombre.

Si Dios así no les habla y acepta sus consejos, no ven a este Dios de Carne.

Él los callaba diciendo: ¡Si Yo soy Dios y no hago nada sin que lo diga mi Padre!

¿Quiénes sois vosotros para decirme que Yo cambie el camino?

Si Yo lo tracé en la Gloria antes de bajar de Hombre.


Es la Justicia de Dios la que da Premio a los hombres.

Pero tienen que seguir el Camino que Dios pone.

Que siempre será el seguro, aunque así no quiera el hombre.


***

Libro 10 - Hechos de Jesús Perdidos, Hoy Dictados en Gloria - Tomo I - Pag. 17-18